Narrativa Gaucha: “#YoEstoyConElCampo”.

0
118

Andrés es un trabajador asalariado. Gana $15.000 por mes, trabajando las 8 horas. A veces, con mucha suerte a favor, gana un poco más con las horas extra. Que el empleador se las paga, pero no doble como corresponde. Eso a Andrés no le molesta, “todavía que me las paga, tengo que estar agradecido” le dice a sus amigos.
Tiene una hija que va a la escuela pública. Cuando su maestra hace paro, comenta enojado con otres padres y madres que es una vaga, que no quiere laburar. Que vio en el diario y en la tv que amenazan con hacer huelga, que son unas desubicadas. Que trabajan 4 horas por día y que encima se quejan. Que vergüenza debería darles.
Uno de los padres presentes comenta que tiene razón, que con el profesor del liceo de su hijo pasa lo mismo. Que cómo puede ser que estén todo el año quejándose. Que si siguen así las cosas no les va a quedar otra que pagar un colegio privado. Además los dos coinciden en que esas marchas que hacen siempre terminan mal porque son unos violentos con sus cánticos.
– El otro día escuché que quieren sacarles plata a los milicos y darle a los maestros. Eso cantan. Solo buscan hacer jugadas políticas
– Tal cual – le responde Andrés, cada vez más enojado.
Se va a su casa y prende la tv. Comentan al pasar, no más de 5 minutos en el informativo central, que hubo otra marcha de la diversidad.
– ¡Otra vez estos putos jodiendo! ¡Se discriminan solos! Encima en la escuela quieren educar ellos, enseñándoles la homosexualidad, o algo así. Qué ganas de joder.
Y cambia de canal.
Pero no tiene suerte.
En ese otro canal que apareció por el zapping, anuncian que habrá paro general de trabajadores y trabajadoras en reclamo de sus derechos.
– Estos poligrillos nunca quieren laburar. Solo saben hacer marchas que no sirven para nada.
Y cambió de canal.
Pero ayer, Andrés no cambió de canal. Miró muy atentamente canal 4. Y canal 12. Y canal 10. Y escuchó la radio. Y leyó todas las notas del día referentes a una movilización en Durazno.
– Mirá Natalia, ese es el jefe de papá – le dijo a su hija, cuando su patrón apareció en cámara aplaudiendo uno de los discursos.
– ¿Y qué hace ahí, papá?
– Está luchando por un Uruguay mejor, hija – le respondió.
Entonces agarró su celular. Puso una nueva foto de perfil. Compartió todo lo relacionado a la lucha agro. Comentó con los padres y madres de les compañeres de su hija lo importante que es que la gente se haga escuchar. Y puso un hashtag: “#YoEstoyConElCampo“.

Autor: Giannina Artigas Massa

Deja un comentario